ENG

Jan Brueghel I

Bruselas, Bélgica, 1568 - Amberes, Bélgica, 1625


BIO

Llamado también 'el Viejo' y 'de Velours', nació en Bruselas, Bélgica, en 1568, hijo de Pieter Bruegel el Viejo (c. 1525-1569) y hermano de Pieter II. Según van Mander fue alumno de Peeter Goetkind (+ 1583). En 1590 se hallaba en Nápoles, esta ciudad es la primera etapa documentada de un largo viaje por la península. Entre 1592 y 1594 estuvo en Roma, donde conoció al pintor Paul Bril (1554- 1626), que por entonces vivía en la ciudad. También allí Brueghel encontró, en 1593, a Federico Borromeo, quien sería su principal comitente y protector italiano. Cuando en 1595 Borromeo fue nombrado cardenal, Brueghel lo siguió a su sede de Milán. Regresó a Amberes en 1596, desde donde siguió enviando obras al Cardenal Borromeo a través de su agente Ercole Bianchi. En 1597 ingresó en la Guilda de pintores o Corporación de San Lucas, de la que fue decano en 1602. Se sabe que a partir de 1599 fue miembro de la Hermandad de Romanistas, una institución que reunía a pintores que habían estado en Italia y que en 1604 estuvo algún tiempo en Praga en la corte de Rodolfo II y en 1606 en Nuremberg, de donde regresó a su ciudad natal. Allí trabajó para los archiduques Alberto e Isabel; en 1609 fue nombrado pintor de la corte a pesar de lo cual se instaló en Amberes. En 1613 fue enviado junto a Rubens a cumplir una misión oficial en las Provincias del Norte (Holanda). Por esta época era ya bien conocido y respetado. Murió en 1625 víctima del cólera. Su obra comprende pequeños paisajes, pero también pintó temas mitológicos, religiosos o simples anécdotas, alegorías (los sentidos, los elementos) y flores, en lo que se destacó por la minuciosa ejecución y sus detalles de gran realismo. Realizó obras en colaboración con otros artistas, entre los cuales se cuentas Joos de Momper II, Hendrick van Balen, Sebastian Vrancx y Rubens. Su hijo Jan II (1601-1678), llamado 'el Joven', fue también pintor y su obra muchas veces fue confundida con la de su padre.


Flores en un vaso Wan-Li, c. 1609-11

Óleo sobre madera, 46 x 33,9 cm


Jan Brueghel I fue un especialista en la pintura de flores. Si bien pintó paisajes y otros motivos, encontró en este tipo de naturalezas muertas uno de sus temas más importantes. A la gran habilidad que tuvo para armar esos ramos hay que sumarle un quehacer minucioso basado siempre en el trabajo a partir de la realidad.

Sobre una mesa en la que se ve una rama con azahares a la izquierda y algunas pequeñas florecillas y una vaquita de San Antonio a la derecha, se apoya un vaso de porcelana blanca y azul de cuerpo esférico y alto cuello. Perteneciente al período Wan-Li, se conoce con el nombre de kendi, está decorado con guardas que forman recuadros donde se ve ramas en uno y una langosta en otro; en el cuello hay un pájaro posado en terreno. Las flores forman un colorido ramo en el que se destacan seis tulipanes de variadas formas y colores, una rama de junquillos y tres grandes rosas, junto a un follaje formado por pequeños pimpollos blancos y rosados, nomeolvides y jazmines blancos y las hojas de estas floraciones entre las que sobresalen las de los rosales. Sobre los junquillos se ha posado una pequeña mariposa blanca. Las vistosas flores se destacan contra un fondo oscuro.

Con cuidadosas pinceladas, el artista define los pétalos de cada una de las flores mezclando a veces empastes generosos de materia con raciones más leves y disueltas, o usando ligeras veladuras que le permitirán lograr superficies traslúcidas como sucede en la realidad de la naturaleza con los pétalos de algunas flores o las hojas de ciertas plantas. También se preocupa por la representación de los reflejos de luz, en este caso sobre el vaso chino, que muestra una gran mancha blanca en el centro de su cuerpo.


OTRAS OBRAS