ENG

Salvador Dalí

Figueras, Cataluña, España, 1904-1989


BIO

Salvador Dalí es uno de los grandes protagonistas del arte español y también una figura de reconocimiento internacional. Su personalidad como artista, amplificada por una figura de características especiales que él mismo supo acuñar, ha teñido gran parte del siglo XX. Autor de varios centenares de pinturas y de innumerables dibujos, grabados y esculturas, trabajó también en diseños de muebles, joyas y objetos, escenografías, afiches e ilustraciones de libros. Todo esto lo hace uno de los artistas más prolíficos de la historia. Como grabador se destacó por los 30 aguafuertes para ilustrar Los cantos de Maldoror, del Conde de Lautréamont (1934); las doce litografías para el Quijote, de Miguel de Cervantes (1957), y las cien xilografías en color para la Divina Comedia, de Dante Alighieri (1960). Pero también realizó más de 30 series dedicadas a temas especiales como El Bestiario de La Fontaine, “Carmen”, “Los Caprichos” de Goya, “Los doce Apóstoles”, “Visiones de Chicago”. Desde muy joven, y al mismo tiempo que realizaba sus estudios formales en la Escuela Municipal de dibujo de Figueras, Salvador Dalí trabajó con Joan Nuñez, un grabador que había ganado el Premio de Roma en la especialidad. La inventiva constante e inagotable fue una de las características de este artista. En el caso del grabado, desarrolló técnicas que se potenciaron con los métodos creativos empleados por los surrealistas a los que estaba asociado. Es así como trabajó con la punta seca —una punta metálica que incide dibujando sobre una plancha metálica— e hizo de ella su técnica preferida. Pero la combinó con procedimientos insospechados, a veces con la intención de lograr un tratamiento especial de la plancha. Usó también la litografía aunque no era la que prefería, si bien la emplearía a partir de 1970 apelando a la cromolitografía en planchas que grababa luego con punta seca. Muchas veces recurrió al tachismo, técnica de mancha que los surrealistas tuvieron en gran estima, así como al “grabado automático”, que se relaciona con la escritura automática o de asociación.


Le caducée de Mars nourri par la boule du feu de Jupiter

Punta seca sobre cromolitografía, 74 x 55 cm


(El caduceo de Marte nutrido por la bola de fuego de Júpiter), 1974 - Perteneciente a la serie “La conquête du Cosmos II” Esta obra pertenece a La conquête du Cosmos II, segunda serie que amplia la mitología que Dalí había realizado en la primera. En este caso, el tema son las serpientes del caduceo de Marte, que aparecen sometidas a un procedimiento vivificador emanado del mismo Júpiter. La escena se desarrolla en un paisaje agreste con un horizonte que corta la composición en el centro. En el fondo se ven unas colinas chatas que se complementan con grandes rocas que como berrocales surgen aisladas a la izquierda. Una luz extraña, desde la izquierda, ilumina la escena y genera sombras largas en las rocas.

Las serpientes tienen cabezas que parecen de aves con grandes picos, en una se ve un penacho que imaginamos de pelos o plumas. El cuerpo de una de ellas presenta escamas, tiene una pata o garra y ambas tienen colas de pez como remate. En la escena gritan sometidas al poder del fuego de Júpiter que aparece como una gran bola en el centro de la composición y entre las cabezas de estas serpientes. Los rayos de Júpiter son un poderoso atributo del dios que puede servir para destruir o nutrir, como sucede en esta interpretación del artista. El hecho nutricio provoca una fusión de los protagonistas, que se unen en una herida de la que mana sangre. En el espacio solitario, entre los cuerpos que se cruzan y a lo lejos, puede verse la figura de un caballero que se nos ocurre vestido con armadura y armado con una gran lanza. Extraña imagen que viene a animar esta representación generando asimismo una sombra larga que completa la de las rocas.

Se crea aquí el clima de un sueño, tal vez de una pesadilla aun cuando la presencia del fuego de Júpiter parece ser beneficiosa en la mitología que el artista catalán ha pergeñado.


OTRAS OBRAS