Premios Fortabat
1984-1999
26 de Octubre de 2018
Exhibición
Premios Fortabat. 1984-1999
Exposición temporaria

Los Premios Fortabat fueron claves en la configuración del circuito del arte argentino entre la recuperación de la democracia y la consolidación del mercado del arte a finales de la década de 1990. Sus casi dos décadas de existencia fueron testigos de un tiempo en el cual la expresión y la creatividad se reestablecían como valores insoslayables para una sociedad en recomposición cultural, política e institucional. En este marco, y por iniciativa de Amalia Lacroze de Fortabat, se originó este galardón con el objetivo de incentivar la producción artística contemporánea y reconocer a sus máximos exponentes.

En el contexto de un ambiente en construcción, sin tendencias ni rumbos definidos, los Premios Fortabat no intentaron disimular el eclecticismo. Una rápida mirada a las obras premiadas lo pone de manifiesto. Fueron certámenes interesados en la contemporaneidad, pero que evitaron la propensión errónea a identificar lo contemporáneo con la juventud. De ahí sus frecuentes oscilaciones, que los llevaron a reconocer, alternadamente, a los grandes maestros y a los artistas emergentes.

Las investigaciones historiográficas recientes nos brindan un escuálido panorama sobre la producción artística argentina de los años ochentas y noventas. Esta exposición, en cambio, evidencia su diversidad, la pluralidad de sus investigaciones plásticas y el legado de algunos autores injustamente olvidados. Esta variedad es el resultado de un juicio epocal sin mandatos ni prejuicios. La puesta en valor de los Premios Fortabat nos invita a revisar el pasado, con el fin de enriquecer y repensar el presente.

Rodrigo Alonso
Premios Fortabat. 1984-1999
Exposición temporaria

Los Premios Fortabat fueron claves en la configuración del circuito del arte argentino entre la recuperación de la democracia y la consolidación del mercado del arte a finales de la década de 1990. Sus casi dos décadas de existencia fueron testigos de un tiempo en el cual la expresión y la creatividad se reestablecían como valores insoslayables para una sociedad en recomposición cultural, política e institucional. En este marco, y por iniciativa de Amalia Lacroze de Fortabat, se originó este galardón con el objetivo de incentivar la producción artística contemporánea y reconocer a sus máximos exponentes.

En el contexto de un ambiente en construcción, sin tendencias ni rumbos definidos, los Premios Fortabat no intentaron disimular el eclecticismo. Una rápida mirada a las obras premiadas lo pone de manifiesto. Fueron certámenes interesados en la contemporaneidad, pero que evitaron la propensión errónea a identificar lo contemporáneo con la juventud. De ahí sus frecuentes oscilaciones, que los llevaron a reconocer, alternadamente, a los grandes maestros y a los artistas emergentes.

Las investigaciones historiográficas recientes nos brindan un escuálido panorama sobre la producción artística argentina de los años ochentas y noventas. Esta exposición, en cambio, evidencia su diversidad, la pluralidad de sus investigaciones plásticas y el legado de algunos autores injustamente olvidados. Esta variedad es el resultado de un juicio epocal sin mandatos ni prejuicios. La puesta en valor de los Premios Fortabat nos invita a revisar el pasado, con el fin de enriquecer y repensar el presente.

Rodrigo Alonso